Recompensa a la formación en idiomas: avance en la carrera profesional.

Aprender un segundo (o tercer) idioma puede abrir muchas puertas en el ámbito profesional. Si trabajas en una gran empresa internacional, especialmente si es dentro de la Unión Europea, es muy probable que se te “exija” poder comunicarte y trabajar con compañeros de otras regiones. Un empleado multilingüe es capaz de comunicarse sin problema en otros países, lo que le convierte en el candidato con más opciones de ascender frente a sus compañeros monolingues.

Somos conscientes de las ventajas de una plantilla lingüísticamente diversa. Pero, como profesional de RR.HH., ¿cómo incentivas a tus empleados para que aumenten sus competencias lingüísticas? ¿Cómo haces que les resulte atractivo participar en tu programa de aprendizaje de idiomas?

Promociona la idoneidad de tu programa

Antes de comenzar a diseñar tu programa, dedica un tiempo a conocer las necesidades específicas de tus empleados. Puedes hacerlo mediante una encuesta a nivel de empresa. Identifica las deficiencias lingüísticas de tu plantilla y averigüa las competencias que tus empleados consideran que necesitan para avanzar en sus carreras.

A continuación, diseña tu programa de manera que responda a esas carencias reales. Cuando envíes materiales promocionales, asegúrate de que se incluyan los datos (anónimos) recopilados de las encuestas de los empleados. Así demostrarás que la empresa escucha sus opiniones y que se está diseñando conscientemente un programa que responda a las necesidades colectivas de tus empleados.

Ofrece recompensas

Los aumentos de sueldo u otros incentivos monetarios son a menudo el primer tipo de recompensa en el que se piensa en el entorno laboral. Informa a tus empleados de que el aprendizaje de un segundo idioma puede conllevar un ascenso o un aumento de sueldo o de responsabilidad mediante la dirección de un proyecto en el área de ese nuevo idioma. Para animarles, comparte artículos o historias personales sobre cómo otras personas han desarrollado sus carreras profesionales gracias al aprendizaje de un idioma adicional.

Aunque el dinero es una motivación fuerte y de mucho peso, no es el único tipo de sistema de recompensas que se puede poner en marcha en una empresa.

A los empleados también les motivan mucho los elogios por parte de sus superiores. Algo tan sencillo como el reconocimiento público podría resultar muy motivador. Por ejemplo, podrías enviar un e-mail a toda la empresa reconociendo el mérito de un estudiante que ha usado sus nuevas competencias lingüísticas para superar un escollo en su trabajo.

En la actualidad los empleados dan mucha importancia al desarrollo profesional. Ofrecer oportunidades para asumir nuevas responsabilidades gracias a nuevas competencias también puede servir de incentivo para el personal.

Haz que el aprendizaje sea social

Una investigación basada en un grupo de estudiantes de italiano demostró que los participantes más motivados y comprometidos eran los que fomentaban la conexión social con otros miembros de su grupo. Convierte el aprendizaje en una actividad social ubicando a los estudiantes en clases con personas con las que compartan intereses o necesidades específicas de aprendizaje. También puede ser útil agrupar a los estudiantes según su jerarquía en la empresa, para que el tiempo que dediquen a aprender el idioma también pueda servir de oportunidad para hacer contactos. A la hora de diseñar tu programa, incluye oportunidades para que los estudiantes interactúen unos con otros mediante debates o trabajo en grupo.

Para obtener un enfoque social del aprendizaje de idiomas con coaching activoformación presencial y una clase virtual bien diseñadapuedes probar con Speexx.

Aprender un idioma nuevo puede mejorar enormemente una trayectoria profesional. Demostrarlo puede ser la clave para aumentar la participación en tu programa de aprendizaje de idiomas. Asegúrate de demostrar a tus empleados que les escuchas diseñando un programa que aborde los retos profesionales reales a los que se enfrentan. Después, fomenta la participación en tu programa de idiomas haciendo hincapié en las recompensas profesionales del aprendizaje de idiomas, como aumento de la responsabilidad profesional, reconocimiento interno y oportunidades para hacer nuevos contactos.

¿Quieres saber más sobre la conexión que existe entre el aprendizaje de idiomas y el éxito empresarial? Lee nuestro artículo sobre la rentabilidad de los empleados multilingües.

About the Author:

Elena Giménez es la directora de Speexx España. Toda su carrera profesional se ha desarollado en empresas de formación y está muy presente en el ámbito de los RRHH, participando como ponente en diversos eventos del sector, aportando su experiencia en temas de formación blended, transformación digital, employer branding y comunicación en el entorno de los RRHH.