La igualdad de género en el lugar de trabajo sigue evolucionando; aunque se han hecho progresos en los últimos años, sigue habiendo una importante brecha de género en muchos sectores. La falta de representación de las mujeres en puestos directivos es un problema persistente en el lugar de trabajo actual. ¿Por qué? Las mujeres siguen enfrentándose a retos y barreras que dificultan su progresión profesional, sobre todo en puestos de liderazgo.

Este artículo analiza el importante impacto que tienen los programas de mentoring de mujeres en el avance del liderazgo femenino y en la superación de las barreras que dificultan el desarrollo de la carrera profesional de las mujeres. Destaca el papel esencial de estos programas de mentoring en la mejora de las oportunidades profesionales de las mujeres, sus beneficios y estrategias eficaces para su aplicación en el lugar de trabajo.

be a successful women leader trough mentoring programs

Tabla de contenidos

Los retos de las mujeres líderes

A pesar de los avances en materia de igualdad de género, las mujeres siguen enfrentándose a desafíos en su desarrollo profesional diario que dificultan su crecimiento profesional en puestos de liderazgo.

Algunas de ellas son:

  • Altas expectativas: a las mujeres líderes se les suele exigir más que a sus homólogos masculinos. Además, es más probable que se las juzgue más duramente por sus errores o debilidades. Esto puede hacer florecer el Síndrome del Impostor, disminuir la confianza y frenar la progresión profesional natural.
  • Discriminación y sesgos: las mujeres tienen más probabilidades de sufrir discriminación y prejuicios en el lugar de trabajo, lo que puede obstaculizar su desarrollo profesional. Las mujeres, además, tienen menos probabilidades que los hombres de recibir ascensos y aumentos de sueldo, y a menudo están sujetas a estereotipos y prejuicios que limitan sus oportunidades de progresión. Esto dificulta que las mujeres rompan el techo de cristal y desarrollen todo su potencial.
  • Falta de apoyo y mentoring: muchas mujeres líderes afirman sentirse aisladas y sin apoyo porque tienen menos acceso a mentores que sus homólogos masculinos. Esto puede provocar burnout e insatisfacción laboral. 
  • Work-life-balance: las mujeres se enfrentan más a menudo a retos para conciliar la vida laboral y la familiar, ya que todavía se espera de ellas que desempeñen los papeles tradicionales de género en casa al tiempo que progresan en sus carreras. Esto puede provocar un aumento del estrés y una falta de conciliación, lo que dificulta que las mujeres puedan tener éxito en puestos de liderazgo.

Los programas de mentoring para mujeres pueden abordar estos retos proporcionando el apoyo y la orientación que las mujeres necesitan para poder tener éxito en sus carreras. Ember Conley, Directora General del Distrito Escolar Weber, lo expresa de esta manera: «Tener un mentor en el contexto profesional es la savia del éxito. Al igual que los niños necesitan modelos de conducta para prosperar, el mentoring impulsa la confianza de las mujeres en un mundo desigual para ellas.»

Diversidad e inclusión en las empresas: cómo potenciarlas

Diversidad, inclusión y sentido de pertenencia como claves del éxito en el mundo corporativo

Descargar

Descarga el documento

Thank you for your request! In a few moments you will receive this content in your email inbox.

Los beneficios del mentoring en el liderazgo femenino

Un mentee es una persona a la que un mentor aconseja, guía o asesora. Carol Larson, socia auditora de Deloitte & Touche LLP, define a un mentor como: «una persona que ofrece consejo y apoyo, la persona que te hace las preguntas clave que pueden ayudarte a autodescubrir tu camino hacia el éxito».

El mentoring ofrece una amplia gama de beneficios tanto a los mentores como a los mentees y a las organizaciones que aplican estos programas. Analizamos algunas de las principales ventajas de estos programas de mentoring para el liderazgo femenino en las organizaciones:

  1. Progesión de la carrera: el mentoring ayuda a las mujeres a desarrollar las habilidades y conocimientos que necesitan para ascender en su carrera profesional y superar los retos del entorno de trabajo. Las mentees pueden recibir orientación sobre cómo desenvolverse en sus trabajos, crear una red profesional y desarrollar las aptitudes necesarias para desempeñar funciones de liderazgo. Esto puede conducir a una mayor satisfacción en el trabajo y a un aumento de la confianza.
  2. Transferencia de conocimientos: los mentores pueden compartir su experiencia con los mentees, ayudándoles a desarrollar nuevas habilidades y conocimientos. Los mentees también pueden ofrecer a los mentores nuevas perspectivas y puntos de vista, lo que les permite mantenerse al día y adaptarse a las últimas tendencias. Esto ayuda a mejorar el rendimiento laboral, aumentar la productividad y reforzar la confianza en uno mismo.
  3. Desarrollo del Liderazgo: