Impulsar la productividad con Soft Skills

La productividad en las empresas es un tema candente en la actualidad. En el Reino Unido, en medio de los rumores sobre el crecimiento débil de la productividad que dañará la economía, el canciller de la Hacienda del Reino Unido, Philip Hammond, ha aumentado el fondo nacional de inversión de productividad a 31bn£ para ayudar a impulsar los niveles de eficiencia en todo el Reino Unido. “La brecha en productividad es bien conocida, pero aun así, es sorprendente”, dijo Hammond. “Un trabajador alemán tarda cuatro días en producir lo que nosotros ganamos en cinco, lo que significa que demasiados trabajadores británicos trabajan más horas por un salario más bajo”.

El Reino Unido no es la única economía avanzada que experimenta un débil crecimiento de la productividad. Reuters informó a principios de diciembre que la productividad canadiense cayó en el tercer trimestre por segunda vez consecutiva, ya que el número de horas trabajadas creció más rápido que la producción comercial. En contra de la tendencia, la productividad de Estados Unidos aumentó en un 3% en el tercer trimestre, su mejor resultado en tres años.

Incrementa la productividad de tu plantilla con Speexx Perfect Blend.

Prueba

El déficit formativo

Una posible explicación propuesta para la baja productividad es una formación pobre. Esto no solo tiene que ver con la formación profesional. En un mercado en constante movimiento y cada vez más globalizado, las habilidades interpersonales, en particular las relacionadas con el lenguaje y las habilidades de comunicación, son cada vez más importantes para trabajar en una plantilla internacional y comunicarse de manera efectiva con socios y clientes de todo el mundo. De hecho, las estadísticas muestran que un aumento del 1% en los marcadores de alfabetización puede aumentar la productividad laboral en un estimado de 225$ mil millones por año.

Como la Comisión Europea ha declarado que quiere garantizar que los estudiantes de la UE aprendan dos idiomas además de su lengua materna, el British Council ha volcado su atención en aquellos idiomas que las empresas británicas necesitarán para hacer negocios después de que abandonen la Unión Europea.

El British Council identifica el español, el mandarín, el francés, el árabe y el alemán como los idiomas en los que deberían centrarse las escuelas del Reino Unido. “La conciencia y las habilidades internacionales e interculturales son cruciales para el éxito del Reino Unido en el escenario mundial, pero también para permitir que la próxima generación desempeñe un papel significativo en la economía global y en un mundo cada vez más conectado. La capacidad de comunicarse en más de un idioma es fundamental para esto. Hablar otro idioma no solo permite facilitar una transacción básica; profundiza la comprensión cultural y abre las puertas a la experiencia y oportunidad internacional. “Las diferentes culturas tienen una etiqueta comercial diferente y diversas interpretaciones del lenguaje corporal y el contacto visual. Los empleados dentro de una empresa global necesitan tener altos niveles de comprensión cultural, así como habilidades lingüísticas.

Sabemos que los profesionales del aprendizaje en las organizaciones multinacionales reconocen la importancia de un aprendizaje de idiomas constante en todo el mundo. Ahora es el momento de pasar al siguiente nivel y garantizar que el aprendizaje de idiomas esté estrecha y explícitamente alineado con la estrategia de la organización. Es más importante que nunca implementar medidas efectivas y garantizar que la formación elegida funcione para la organización. No se trata solo de recopilar estadísticas relacionadas con las tasas de finalización de los módulos de e-learning, por ejemplo. Puede haber una mejora en las estadísticas de participación de los empleados, una mayor retención y menos costes de contratación. Mejoras en el servicio al cliente o un tiempo de comercialización más rápido también pueden ser buenos indicadores para demostrar que el aprendizaje ayuda a cumplir los objetivos estratégicos.

El problema de la motivación

Motivar a los empleados y futuros empleados sigue siendo un problema importante. Pippa Morgan, directora de políticas de educación y habilidades del CBI, dice: “Necesitamos encontrar formas de alentar a más estudiantes a aprender idiomas demostrando lo útil que puede ser para sus carreras”. Las empresas aún tienen mucho que hacer para garantizar que los empleados sepan exactamente por qué necesitan adquirir habilidades lingüísticas y de comunicación y proporcionar el aprendizaje digital que les ayudará a hacerlo. No hay duda de que la clave para las organizaciones que buscan aumentar su productividad es involucrar a los empleados bajo la idea de mejorar sus habilidades lingüísticas y comunicativas, ambas proporcionarán una participación real en un negocio que tenga altos niveles de productividad. Esto será lo que les conducirá a ello.

About the Author:

Armin is the co-founder and president of Speexx, the world’s leading online language learning and business communication skills training service. He writes and occasionally speaks about learning languages online and the secret of the Perfect Blend and global talent management, Speexx, e-learning and generally believes in the power of communication. Follow Armin on Twitter and LinkedIn.