Los inesperados beneficios del falso In Itinere

woman on her fake commute in the morning

Trabajar desde casa puede ahorrar tiempo y dinero en desplazamientos, algo positivo también para el medio ambiente. No obstante, también puede difuminar los límites entre el trabajo y la vida personal y que acabe derivando en estrés y agotamiento.

El falso In Itinere es un truco de productividad que puede ayudar a los trabajadores en remoto a empezar el día con buen pie. La idea es simular el trayecto que tendrías si estuvieras trabajando en una oficina, dándote un tiempo determinado para levantarte, prepararte y «viajar» a tu oficina virtual. Esto puede ayudarte a hacer la transición de tu vida personal a tu vida laboral y también puede ayudarte a concentrarte y ser más productivo.

El falso In Itinere: el primer paso hacia la productividad

Estudios recientes han demostrado que la desaparición de los desplazamientos al trabajo (en el sentido tradicional) no es del todo positiva.

Aunque siempre hemos considerado el traslado al trabajo un fastidio (hora punta, transporte público abarrotado, atascos y saber que ese tiempo se podría emplear en otras tareas más importantes) el viaje de ida y vuelta a la oficina tiene sus ventajas.

Sigue leyendo para saber por qué el viaje al trabajo o In Itinere no es del todo malo, y por qué merece la pena plantearse crear tu propio «falso In Itinere».

mujer haciendo yoga como falso In Itinere

Por qué el falso trayecto a la oficina es la mejor forma de empezar el día

1. Estructura tu día y separa el trabajo de tu casa. 

Sin tener que desplazarse a una oficina y de la que volver a casa, es demasiado fácil difuminar los límites entre el trabajo y el hogar. Es posible que acabes ejerciendo de madre y de directora regional al mismo tiempo, y esto es más de lo que puede soportar incluso el cerebro humano mejor desarrollado.

Tareas como lavar la ropa, dirigir una reunión de equipo, preparar la comida para los niños o ser una pareja atenta pueden mezclarse unas con otras, y nada se llevará a cabo con el 100% de tu atención. En esta situación, es fácil sentirse abrumado, como si te estuvieras ahogando. Para evitarlo, estructurar y definir unos límites claros es crucial.

Ya tienes perfectamente definidos el lugar de trabajo y el hogar. Te falta delimitar el tercer punto, que es la «transición al trabajo», en la que el trabajo y la vida se separan y te permiten transitar de manera clara entre los dos espacios mencionados. Este es un momento para trazar líneas entre el trabajo y el hogar, e incluso disfrutar de algo de tiempo para ti.

Una forma estupenda de complementar los desplazamientos al trabajo sería sustituirlos por una actividad de transición. Una afición, como la jardinería, la lectura o incluso el aprendizaje de un nuevo idioma.

Hacer algo que te gusta te resultará más placentero que llevar a cabo una obligación. No obstante, si fregar los platos te pone de buen humor, ¡adelante!

La cuestión es que, mientras que para muchos los desplazamientos al trabajo solían asociarse con la negatividad, ahora este tiempo puede dedicarse a algo que te ponga de buen humor y te prepare para ponerte a trabajar.

2. Un falso In Itinere te permite ser más activo

Muchos de nosotros tenemos trabajos que nos mantienen pegados a la mesa. Ya nos gustaría tener más tiempo para hacer ejercicio, pero en días de reuniones a todas horas no podemos dedicar una hora a hacer cardio o pesas.

No obstante siempre teníamos tiempo para nuestros desplazamientos al trabajo. Para muchos de nosotros, el trayecto al trabajo era totalmente (o al menos parcialmente) activo; algunos íbamos andando o en bicicleta. O al menos andábamos hasta la parada de autobús o la estación de tren.

Que no tengas que ir a una oficina física no significa que no puedas hacer ejercicio físico. En lugar de quedarte en la cama hasta el último minuto posible antes de una reunión matutina, mantén el horario que solías tener antes de empezar a teletrabajar. Levántate temprano para «desplazarte» y, en lugar de dirigirte a la oficina, haz algo que mueva tu cuerpo.

Esto no significa que tengas que ponerte a tope con el Crossfit en el gym a las 06:00 de la mañana cuando nunca lo has hecho antes. Prueba a dar un paseo a paso ligero, una breve sesión de yoga relajante o incluso Tai Chi. Hay muchos ejercicios guiados de baja intensidad disponibles en Internet de forma gratuita, así como entrenamientos más intensos para quienes tengan más experiencia.

El objetivo principal es hacer que la sangre bombee y el cuerpo se mueva, así que, decidas lo que decidas hacer, date una palmadita en la espalda y considéralo una victoria.

2.1 Reducción de la tensión ocular

¿Otra parte del cuerpo que se alivia con un falso paseo al trabajo? Los ojos.

Tradicionalmente, muchos de nosotros íbamos en autobús o en tren mirando el móvil, poniéndonos al día con las noticias o las redes sociales. Aunque esto no daña necesariamente la vista de forma permanente, puede contribuir a síntomas como dolores de cabeza, ojos irritados y visión borrosa.

Pero si estás caminando, es menos probable que estés forzando la vista en una pequeña pantalla. Si quieres, puedes seguir consumiendo medios de comunicación siempre puedes ponerte un podcast o escuchar la radio mientras das un paseo.

Tener más tiempo libre antes de ponerte a trabajar te abre un abanico de opciones con las que llenar tu tiempo de actividades que fácilmente tendrías que hacer en otro momento del día si tuvieras que trabajar en un puesto fijo.

-> Y en caso de que estés buscando una nueva y emocionante serie de podcasts, asegúrate de echar un vistazo a The Speexx Exchange Podcast con Donald Taylor, el principal recurso para los líderes de RRHH y L&D interesados en los últimos desarrollos en aprendizaje en formación.

3. La salud mental también sale beneficiada

El teletrabajo desde casa prolongado pasa factura a nuestra salud mental

De hecho, un estudio de Oracle -tras haber encuestado a 12.000 personas- demostró que algunas de las repercusiones son: privación de sueño (40%); peor salud física (35%); disminución de la felicidad en casa (33%); obstáculos en las relaciones familiares (30%); y aislamiento de los compañeros (28%).

No obstante, levantarse y moverse antes y después de trabajar puede mejorar la salud mental.

Un estudio realizado con 66 adultos jóvenes demostró que un simple paseo de 10 minutos producía una mejora significativa de su estado de ánimo.

Un falso In Itinere también permite ponerse al día con los amigos o disfrutar de una vida social muy necesaria.

Teniendo el recuerdo de la pandemia tan presente, todos sufrimos las consecuencias de tener una vida social limitada. Por ello sabemos que la conexión importa; la soledad se considera en sí misma una «epidemia». No podemos pasar por alto nuestra necesidad de estar con los demás e interactuar con ellos.

Así que un paseo con amigos o vecinos, puede servir para dos cosas:  para ponerse al día y, al mismo tiempo, respirar aire fresco y hacer ejercicio. No deja de ser una buena forma de satisfacer la necesidad de conocer y hablar con la gente y de sentirse conectado con la comunidad.

Basándonos en lo que sabemos sobre vivir en una época de pandemia, deberíamos reexaminar las prioridades de nuestra vida, especialmente en lo que se refiere a la salud mental. Priorizar lo que de verdad importa haciendo el esfuerzo de mejorar tanto mental como físicamente lo que esté en nuestra mano fuera de una jornada laboral que puede mantenernos encerrados en casa durante gran parte del día.

Según Lisa Carlson, ex presidenta de la Asociación Americana de Salud Pública y administradora ejecutiva de la Facultad de Medicina de la Universidad Emory de Atlanta (Georgia), deberíamos «centrarnos en lo básico para dormir, comer sano, movernos a lo largo del día, pasar tiempo con nuestras mascotas y seres queridos», y que «cuidar de nosotros mismos y de los demás debería ser el centro de atención de todos».

4. Tu falso trayecto a la oficina te puede conectar con la naturaleza

Ahora que no vas a la oficina, no tienes por qué desplazarte en metro o atascarte en las calles de la ciudad. Si vives en las afueras o en el campo, puedes pasar más tiempo en la naturaleza. Incluso si vives en una ciudad, puedes aprovechar este tiempo antes y después del trabajo para pasear por un parque.

Nos guste admitirlo o no, los humanos tenemos una conexión inherente con el mundo natural y exponernos a la naturaleza -árboles, hierba, pájaros, aire- siempre es beneficioso para nuestra salud y bienestar. La Universidad Northwestern realizó un estudio que demostró que un paseo por el bosque aportaba muchos más beneficios para la salud que un largo paseo por una carretera concurrida.

Si salir a la naturaleza te suena más a obligación que a algo que harías por iniciativa propia combínalo con algo que sí te guste, como sentarse con un buen libro o pasear con tu perro. Comparte el aire libre con tu familia y tómate tu tiempo para disfrutar del momento.

Te sorprendería lo que un poco de aire fresco puede hacer por tu bienestar.

5. Utiliza tu falso trayecto para mejorar internamente

En lugar de pelearte por un poco de espacio en el metro, puedes utilizar este tiempo de falso In Itinere para mejorar tu autoestima, ya sea meditando, leyendo sobre temas que te interesan fuera de tu trabajo diario o aprendiendo una nueva habilidad o idioma.

A muchos usuarios de Speexx les gusta utilizar los trayectos al trabajo (reales o falsos) para dedicarse al microaprendizaje. Aprovechar pequeños espacios de tiempo para aprender idiomas. La fragmentación de las lecciones en pequeños fragmentos puede ser mejor para las personas con períodos de atención más cortos, o que no tienen la flexibilidad o los horarios abiertos que permiten el aprendizaje de lecciones largas.

El microaprendizaje también permite el aprendizaje «justo a tiempo», es decir, que los alumnos pueden disponer de las lecciones en el momento preciso en que las necesitan, a la carta. Otra ventaja es el aprendizaje accesible: el microaprendizaje está diseñado para su uso en múltiples dispositivos (portátiles, ordenadores de sobremesa, tablets, teléfonos inteligentes) y, por tanto, ofrece más flexibilidad para que las personas aprendan, cuando quieran, en el dispositivo que prefieran.

Por suerte, este tiempo es sólo para ti, así que ¿por qué no sacas algo de tiempo de tu día para hacer ese curso que has estado posponiendo porque estabas ocupado? Invertir en ti mismo y aprender algo nuevo sólo puede beneficiarte a largo plazo.

joven corriendo como falso In Itinere

Crea el falso In Itinere que te venga mejor

El trayecto tradicional al trabajo (desde hacer la maleta hasta caminar hasta el metro, montar en bus o simplemente caminar hasta la oficina) nos ha permitido trazar una frontera clara y nítida entre el «modo de trabajo» y la «vida personal». Un trayecto que seguía teniendo su lado negativo y tedioso pero que suponía un tiempo que te organizabas a tu manera.

Es el tiempo que te pertenece, no es de tu jefe, de tu pareja o de tus hijos. Es una oportunidad para reflexionar sobre cómo ha ido el día en el trabajo, dejar que tu mente divague un poco y volver a centrarte antes de centrarte en lo que te queda de día.

El tiempo es uno de nuestros recursos más preciados, así que aunque nuestra manera de concebir los espacios de trabajo y las oficinas desde la pandemia, aún tenemos la oportunidad de recuperar este tiempo y utilizarlo en nuestro propio beneficio.

Cualquier cosa que te proporcione unos momentos de soledad durante una transición (en este caso, pasar del modo casa al modo trabajo, o viceversa) merece ser cuidada. Así que considera la posibilidad de crear tu propio «falso viaje al trabajo» para escuchar tu podcast favorito, dar un paseo a paso ligero o llamar a algún familiar o amigo para asegurarte de que estás desdibujando los límites entre la vida personal y la profesional.

Como ya hemos mencionado, una de las grandes ventajas de los falsos desplazamientos al trabajo es que puedes aprovechar el tiempo para aprender un nuevo idioma o mejorar tus conocimientos de lenguas extranjeras. Si quieres mejorar tus habilidades lingüística