El liderazgo se asocia con el poder, la responsabilidad y la autoridad. Como líder, se espera que seas capaz de manejar cualquier problema que se te presente y de mantener a tu equipo positivo, incluso en tiempos de incertidumbre. Sin embargo, la presión, el aislamiento y el peso que conlleva estar en la cima pueden ser abrumadores, haciendo que las cosas parezcan difíciles de gestionar. Es lo que se conoce como agotamiento del liderazgo o burnout. Es un problema creciente en muchos lugares de trabajo y puede perjudicar a individuos, equipos y organizaciones.

La buena noticia es que hay estrategias que se pueden utilizar para prevenir el agotamiento y promover una cultura saludable y productiva en el espacio de trabajo. En esta entrada, exploraremos el vínculo entre el liderazgo y el burnout, las causas de este agotamiento y consejos para evitarlo como líder.

Burnout and Leadership_Female Leader

Tabla de contenidos:

 

Definir el burnout de los líderes

El burnout en el liderazgo puede caracterizarse como la sensación de agotamiento físico y emocional que experimentan los altos cargos y los directivos cuando están sobrecargados de trabajo o descuidan su bienestar. Es una condición psicológica causada por el estrés crónico, a menudo debido a factores estresantes relacionados con el trabajo a largo plazo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el burnout se caracteriza por tres dimensiones: baja energía, agotamiento, sentimientos cada vez más negativos hacia el trabajo y reducción de la eficacia productiva. Y en general, el burnout puede asociarse al agotamiento físico, emocional y/o mental. Un estudio de McKinsey muestra que más de la mitad de las mujeres en puestos directivos se sienten constantemente agotadas, y que las mujeres tienen más probabilidades de sufrir burnout que los hombres, en una proporción del 32% frente al 28%.

Sin embargo, los síntomas del burnout pueden variar de una persona a otra. Los signos típicos son:

  • Insomnio (falta de sueño)  
  • Sentirse emocionalmente agotado
  • Síntomas físicos, como dolores de cabeza o de estómago
  • Bajos niveles de energía
  • Mayor negatividad o irritabilidad hacia compañeros y clientes, incapacidad para controlar el estado de ánimo
  • Bajos niveles de entusiasmo y motivación, menor eficiencia
  • Pérdida de perspectiva y bloqueo mental
  • Sentimiento de desesperanza o cinismo ante el trabajo

Es importante comprender que el burnout no es una debilidad personal o una falta de resiliencia, sino el resultado del estrés crónico profesional. Los directivos deben reconocer su existencia y tomar medidas para abordarlo.

Hot topics en Business Coaching para empresas

El top 11 de habilidades a trabajar por las empresas con planes como el nuestro de coaching profesional digital.

 

Causas de burnout en los líderes

Reconocer los síntomas, pero también identificar las causas de este agotamiento, es importante para evitar que se convierta en un problema a largo plazo. Pero, ¿cuáles son los factores que conducen al agotamiento en el liderazgo? El liderazgo conlleva varios retos que pueden contribuir a su desarrollo.

Algunos de ellos son:

      • El aislamiento y la soledad son sentimientos comunes entre los líderes: El CEO de Apple, Tim Cooks, dijo una vez que «se trata de un trabajo solitario». Y no del número o la frecuencia de los contactos, sino de la falta de relaciones significativas con otras personas.
      • Falta de apoyo: una consecuencia del aislamiento es que los líderes a menudo se sienten sin apoyo en sus funciones. Puede que no tengan acceso a coaches u otras fuentes de apoyo que les puedan ayudar con sus retos cotidianos.
      • Alta carga de trabajo: es obvio, pero aun así merece la pena mencionarlo: los líderes suelen estar sobrecargados de trabajo.
      • Multitasking y atención parcial constante: una investigación realizada en la Universidad de Stanford descubrió que cuando intentamos procesar dos tareas a la vez, nuestra capacidad mental puede disminuir. Cuando los directivos no pueden centrarse en sus tareas debido a distracciones como correos electrónicos, llamadas telefónicas o preguntas de sus empleados, estas interrupciones constantes pueden provocar una reducción de las capacidades cognitivas y causar estrés y ansiedad.
      • Desequilibrio entre la vida profesional y la privada: se espera que los directivos trabajen más tiempo que sus subordinados. Además, las investigaciones han demostrado que el 55% de los líderes estadounidenses no utiliza todas sus vacaciones, lo que ha llevado a Forbes a declarar a EE.UU. la «Nación sin vacaciones».
      • Expectativas poco realistas y presión de poder: los líderes pueden enfrentarse a expectativas poco realistas de sus superiores, empleados u otros stakeholders. Estas expectativas pueden generar presión y estrés. El estrés de poder es la sensación de tensión que se deriva de estar en una posición de poder y tener que tomar decisiones difíciles que afectan a las vidas de los demás.

 

Burnout and Leadership_Overwhelmed

10 estrategias para prevenir el burnout de los líderes

Pero identificar lo que hace que la gente se queme sigue sin ser suficiente: el reto ahora es