Cómo desarrollar un programa integral de bienestar para tus empleados

how to develop a comprehensive well-being program for your employees

El año pasado ha estado, para todos, lejos de la normalidad: 2020 y la mayor parte de 2021 han resultado ser un reto, tanto personal como profesional. Además de las preocupaciones por la salud y el trabajo, personas de todo el mundo han tenido que adaptarse rápidamente a trabajar, aprender y enseñar desde casa, al tiempo que ejercían de padres, madres y amos de casa a tiempo completo.

Si alguna vez te has planteado desarrollar un programa integral de bienestar para tu organización, ahora es el momento de ponerlo en marcha. Tiempos exigentes como los actuales pasan factura a todo el mundo. No importa si eres un colaborador más o un miembro de la junta directiva, tu mentalidad y tu estado de bienestar importan y desempeñan un papel muy importante en el rendimiento de la compañía. Los empleados más sanos física y emocionalmente estarán mejor preparados para alcanzar sus objetivos y, colectivamente, ayudar a la empresa a alcanzar los suyos.

En esta entrada te explicamos cómo desarrollar fácilmente un programa de bienestar integral para tu empresa, de modo que lo puedas aplicar rápida y orgánicamente en el desempeño diario de la misma. 

¿Por qué es importante un programa de bienestar para los empleados?

Los programas de bienestar de los empleados suelen ser un conjunto de iniciativas dentro de una organización diseñadas para promover un estilo de vida y una mentalidad saludables entre los empleados. Hay muchos tipos de iniciativas que abordan diferentes áreas y dimensiones del bienestar; y cuando se incluyen en los procesos de la empresa y del equipo, pueden resultar muy beneficiosas. 

Con los conocimientos, las herramientas y el apoyo social adecuados, las personas cambian sus comportamientos. Los programas de bienestar son buenos para ayudar a las personas a adoptar y mantener comportamientos saludables, lo que a su vez conduce a reducir los riesgos para la salud y, tanto para las empresas como para los empleados, a reducir los costes de la atención sanitaria.

En el día a día, los programas de bienestar pueden ayudar a unir a los equipos y a que se sientan parte del lugar de trabajo. De hecho, el 80% de los empleados de empresas con sólidos programas de bienestar se sienten más comprometidos y atendidos por sus empleadores. Esto ayuda a favorecer la retención de los empleados y además demuestran la buena voluntad de las empresas hacia los mismos, por lo que tienden a tener un efecto positivo en la moral de sus colaboradores.

ecosystem of happiness and well-being

Pon en marcha el plan de bienestar en tu empresa de la mano de Montserrat Ventosa

Montserrat Ventosa, Directora de Internacionalización de la Universidad Tecmilenio, tiene como objetivo ayudar a las organizaciones a construir lugares extraordinarios para trabajar. Dirige un equipo que se centra en el cumplimiento de este objetivo, con sede en el Ecosistema de Bienestar y Felicidad de la Universidad Tecmilenio (UTM), que forma parte del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, uno de los sistemas más grandes y reputados de América. 

Montserrat ha dirigido recientemente un webinar con nosotros, titulado ‘How to Drive and Monitor Well-being in the Digital Workplace’. Durante este webinar, presentó cinco estrategias que las empresas pueden adoptar para aumentar los niveles de bienestar en sus organizaciones.

Si eres profesional de RRHH o L&D: Montserrat explicó cómo puedes medir el resultado de estos programas en los niveles de resiliencia de tu equipo, así como su compromiso con la excelencia y el compromiso de la empresa.

Además, explicó cómo fomentar las emociones y relaciones positivas dentro de la plantilla para ayudar a poner en marcha programas de bienestar en organizaciones que aún no lo tienen.

developing a comprehensive well-being program

Desarrollar un plan integral de bienestar

Crear un programa de bienestar no tiene por qué ser una tarea difícil. De hecho, el proceso debería ser lo más sencillo posible (recuerda: parte del bienestar consiste en reducir el estrés). 

Asegúrate de que la planificación, la creación y la puesta en marcha no sean algo que añada carga de trabajo extra a tus colaboradores. Es recomendable que las herramientas y actividades se integren entre los procesos que ya realizan. Desarrolla programas sencillos para ayudar a aumentar el compromiso y el interés en este tipo de programas, teniendo en cuenta lo siguiente:

1. Elige a quién y por qué vas a aplicar este programa

Al poner en marcha un programa de bienestar, puede resultar difícil acabar con la idea preconcebida de que el bienestar consiste únicamente en pasar más tiempo descansando conociendo mejor a los compañeros, o poniendo en marcha un positivismo forzado. 

Una de las primeras cosas que hay que hacer es identificar a los influencers o aliados dentro de la empresa que podrían ayudar a dar vida a este programa. Algunas organizaciones descubren que la creación de un comité de bienestar con “aliados” que son respetados por sus compañeros puede ayudar a motivar a los demás.

2. Impulsa el programa de bienestar con datos

El bienestar se puede traducir en mejores resultados que provienen directamente de los datos. Es más probable que lo empleados acepten un nuevo programa que esté respaldado por hechos y cifras concretas. También es más probable que la junta directiva esté de acuerdo con dicho programa de bienestar si puede demostrar el aumento de la productividad, la reducción de los costes, etc. 

Y una vez que el programa se haya puesto en marcha, es importante seguir complementando los esfuerzos con estadísticas de progreso; aunque los resultados de un programa de bienestar pueden no ser inmediatos.

Ten en cuenta que la creación de un programa de bienestar no consiste en ser demasiado ambicioso, ni implica querer cambiar toda la cultura de la empresa mediante un programa más. Recuerda que el objetivo es reducir el estrés y mejorar gradualmente la experiencia de todos en el lugar de trabajo.

Montserrat Ventosa lo resumió así: “Al final, estás prometiendo de más y cumpliendo de menos. Es mejor no prometer tanto y ofrecer más resultados”.

Como profesionales de RRHH y L&D, es importante comunicar que la idea detrás del bienestar no se reduce a las ideas estereotipadas de la meditación y el mindfulness (no hay nada malo en ellas, y vale la pena señalar que se ha demostrado que el mindfulness – o al menos la reducción del estrés – mejora la memoria y la concentración, favorece la actividad emocional, mejora la flexibilidad cognitiva y la visión de sí mismo).

El bienestar de los empleados – como perspectiva general: forma de ver y moverse por el mundo, salud mental y física, sensación de seguridad – es algo que afecta directamente a los clientes y compañeros en sus interacciones diarias. Cuando alguien se siente más equilibrado, es más probable que establezca mejores relaciones laborales.

3. Cuenta con los líderes de tu empresa para su planificación

Una de las cosas más importantes que hay que recordar a la hora de crear un programa propio de bienestar es que la planificación se realiza mejor en colaboración y con el apoyo de la dirección.

Es importante dedicar este periodo inicial de tiempo a invertir en el diseño del programa con sus principales líderes junto con los mando intermedios. Completar el proceso de planificación juntos ayudará a convencerles plenamente de la importancia de un programa de bienestar en el lugar de trabajo. Al estar involucrados en el proceso, podrán ver fácilmente cómo progresa el plan y cuáles son sus resultados.

Lo mejor es obtener una afirmación positiva del director general y asegurarse de que el líder al mando está de acuerdo con el programa. Lo ideal es que el director general y los demás directivos demuestren su compromiso al asumir la aplicación de este programa. Además, es más probable que los colaboradores acepten un nuevo programa si el apoyo viene de arriba y los líderes practican lo que predican.

4. Mantener la autenticidad y la cultura del bienestar en el entorno laboral

Al desarrollar un programa de bienestar, es importante que la cultura y los valores de la empresa estén plenamente representados. Crear un espacio seguro en el que todo el mundo pueda expresarse y, por tanto, trabajar para mejorar sus estados mentales es una parte crucial de un programa de bienestar. 

Ayudar a amplificar la verdadera naturaleza de lo que significa formar parte de la organización. Reconocer a quienes ejemplifican la cultura y los valores de la empresa aumenta la conciencia en torno a la autenticidad de la cultura de la empresa y lo que eso implica. Al hacerlo, su programa de bienestar mostrará a tu empresa de la mejor manera posible y conducirá a un estado general de bienestar.

Debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Incentivos: Algunas empresas pueden querer ofrecer incentivos. Si se trata de una organización con muchos empleados amantes de la tecnología y sabes que muchos de ellos podría utilizar, por ejemplo dispositivos de control de la salud, podría ofrecer tarjetas de regalo, premios u otras recompensas cuando la gente cumpla sus objetivos diarios de caminar, ejercicio o meditación.
  • Competencia: Un poco de competencia amistosa puede también servir de mucho. Si tienes un lugar de trabajo (sanamente) competitivo, se puede optar por gamificar estos programas de bienestar, estableciendo un sistema visual que destaque positivamente cuando alguien termina un programa de ejercicios, o concluye una sesión de entrenamiento con otro compañero, etc.