Invertir o no invertir: la rentabilidad del desarrollo del empleado

En el mercado laboral hoy en día la competencia es feroz, y los empleadores deben aprovechar cualquier inversión que les haga aumentar sus posibilidades de atraer y retener a personal cualificado. Un estudio reciente revela que los empleados tienen un 10% más de probabilidades de quedarse en una empresa que les ofrezca un programa de desarrollo laboral. Las empresas pueden aprovecharse de ello aumentando su compromiso de ofrecer formación y desarrollo para sus empleados.

Sin embargo, esto requiere una inversión financiera. A la hora de decidir si merece la pena que su empresa instaure un programa de desarrollo para empleados, deben tenerse en cuenta varios factores.

Mejora de las operaciones comerciales

Una plantilla bien formada cuenta con las competencias necesarias para ser eficiente en su trabajo. Los empleados eficientes contribuyen al crecimiento de la empresa. Sin embargo, muchas competencias específicas de un puesto o para una empresa deben enseñarse y desarrollarse dentro de la propia organización, no se adquieren con una educación superior. Contar con un programa interno de formación y desarrollo contribuirá a aumentar las competencias clave de sus empleados, y estos a su vez se asegurarán de llevar a cabo sus tareas diarias eficazmente.

Una encuesta reciente realizada por Great Place to Work concluyó que las empresas de la lista Fortune 100 dedicaron de media 73 horas a la formación a tiempo completo de sus empleados, muy por encima de las 38 horas que dedicaron las empresas que no están en la lista. Estas empresas también tendieron a implantar programas personalizados de desarrollo para empleados y de planificación de reemplazos.

¿Y cuáles fueron los resultados? Las empresas más importantes registraron en dos años un crecimiento cinco veces superior a la media nacional, y un incremento en los ingresos del 22% por encima de la media nacional.

Ventajas para la contratación

Los potenciales empleados saben que necesitan desarrollar determinadas habilidades para resultar más atractivos dentro del capital humano actual a nivel mundial. Por ello, las empresas que ofrecen oportunidades para desarrollar estas habilidades resultan muy interesantes.

Por ejemplo, es imprescindible que los empleados sean capaces de comunicarse con solvencia con sus clientes y socios internacionales. Dominar una segunda lengua puede ofrecerles nuevas oportunidades de liderazgo en organizaciones internacionales.

En la actualidad existe una carencia de conocimientos lingüísticos en el continente americano, y las multinacionales necesitan personal con diversas aptitudes comunicativas que reduzcan este déficit. El acceso a un programa de enseñanza de idiomas sólido y eficaz es un incentivo interesante para los futuros empleados. Ofrece una razón concreta para decidirse por un empleador u otro.

Mayor retención del talento

Ofrecer formación hace que los empleados se sientan valorados. Les da la sensación de que la empresa para la que trabajan les apoya y se preocupa por ellos. Esa sensación de valor se traduce en lealtad hacia la empresa y hace que el personal vea que existen posibilidades de crecimiento dentro de la empresa. Las empresas estudiadas por Great Places to Work durante la encuesta mencionada mostraron una tasa de despido voluntario un 65% inferior a la de otras organizaciones del mismo sector, gracias en parte a sus programas de desarrollo para empleados.

Si un empleado ve opciones de progreso en su empresa actual, existen menos posibilidades de que busque otras organizaciones que le puedan brindar nuevas oportunidades profesionales. Una organización que invierte en su futuro ofrece una poderosa razón para quedarse.

Diseñar un programa de desarrollo para empleados no tiene por qué ser complejo o caro. Existen herramientas ya preparadas que ayudan a las organizaciones a cultivar el talento de su personal en determinadas áreas; no es necesario crear desde cero los programas de formación y desarrollo.

Por ejemplo, en lo que respecta a la enseñanza de idiomas, Speexx ofrece soluciones eficaces y personalizadas que incluyen tutorías personalestalleres personalizados o un programa de formación combinada.

Para la mayoría de organizaciones, los beneficios de invertir en un programa de desarrollo para empleados compensan los costes. Dotar a su plantilla de las habilidades profesionales que necesita no solo contribuirá al crecimiento y la prosperidad de su organización, sino que además, si se hace bien, también le ayudará a atraer y retener el mejor talento.

About the Author:

Licenciado en Geografía y Diploma de Estudios Avanzados en la Universidad Autónoma de Madrid, comenzó acto seguido la licenciatura de la vida profesional, convirtiéndose poco a poco en técnico e-learning, apasionado de la tecnología, el marketing digital, el e-Commerce y actualmente trabajando como responsable IT&Marketing&Comunicación en Speexx España.